10 consejos sencillos para hacer una limpieza a fondo de la casa

10 consejos sencillos para hacer una limpieza a fondo de la casa
La primavera es una temporada maravillosa, ¿verdad? Brinda la ocasión de empezar de cero y reinventarse: este año más que nunca. Si te ha entrado la inspiración y quieres limpiar la casa a fondo, o a lo mejor porque con el sol se ve todo el polvo, aquí te dejamos nuestros diez mejores consejos. Son tan sencillos, y baratos, que no te importará seguirlos cada mes para tener la casa limpia y reluciente todo el año.* 

Haz una habitación de cada vez y recuerda: tu casa es un espacio finito, ¡puedes con ello!
 

Paso 1: Limpia a fondo la cocina

1.    Empieza por el horno, ¡así el resto te resultará más que sencillo! Saca las bandejas, y la puerta de cristal, si es que es desmontable, y lávalas con agua caliente y jabón. A continuación, frótalas con un estropajo de acero inoxidable. Mientras tanto, mezcla tres cucharadas de bicarbonato de sodio, una de vinagre blanco y otra de detergente para platos. Espárcelo uniformemente por dentro del horno y deja que repose. Al cabo de 20 minutos, retíralo con un paño. Coloca una de las bandejas en la base del horno para recoger las gotas que puedan caer al cocinar y así te resultará más fácil limpiarlo la próxima vez.

2.    Es mucho más sencillo limpiar el microondas. En un cuenco apto para microondas, mezcla agua caliente con una gota de detergente para platos, mételo en el microondas y caliéntalo durante dos minutos o hasta que se empañe la puerta. Saca el cuenco y limpia el interior con un papel de cocina.

3.    Limpia el frigorífico a fondo. Saca todos los alimentos y tira a la basura los que estén caducados o aquellos que ni siquiera recuerdas haber comprado. Saca todas las baldas y bandejas, y lávalas con agua con jabón. Limpia el interior con un paño bien mojado en agua caliente jabonosa y bicarbonato de sodio, y después seca el producto que haya sobrado. Si te sientes con ganas, descongela el congelador. Para acelerar las cosas, puedes utilizar cazuelas o bandejas de agua hirviendo. Después agradecerás poder meter más cosas en cada balda.

4.    Ordena los armarios de la cocina. Actúa con la misma falta de piedad que con el frigorífico. Mira el vencimiento de todos los productos y tira todo lo que esté pasado: hasta las hierbas aromáticas secas y los preparados para salsas acaban por caducar. Limpia las baldas antes de volver a meter todo.
 

Paso 2: Limpia a fondo el dormitorio

5.    Lava y seca el edredón y las almohadas según las instrucciones. Si tienes una vaporeta o una aspiradora en seco o húmero, pásala directamente por el colchón para quitar los ácaros del polvo. 

6.    Vacía los armarios apartado por apartado. Si hay algo que no te hayas puesto durante más de un año, véndelo, regálalo o recíclalo. Si tienes muchas prendas de invierno voluminosas, puedes envasarlas al vacío y guardarlas debajo de la cama o en el desván, siempre que sea en un lugar seco. Si te falta espacio, plantéate alquilar un trastero para lo que no te quepa en casa y que no necesites en unos meses, como adornos de Navidad o equipación deportiva de invierno.
 

Paso 3: Limpia a fondo el cuarto de baño

7.    Con suerte, tu cuarto de baño estará limpio y brillante, pero si, de lo contrario, necesita un buen repaso para quitar manchas o cal acumulada, volvemos a nuestros productos favoritos: bicarbonato de sodio (rociado generosamente por dentro del retrete) y vinagre blanco. Frótalo a conciencia con la escobilla o un estropajo. Puedes seguir el mismo procedimiento para la bañera o la ducha, ¡aunque puede que sea mejor que no uses la escobilla!

8.    Puedes limpiar la alcachofa de la ducha metiéndola en una bolsa de congelar con cierre y llenándola de vinagre blanco. Déjala reposar durante cinco o diez minutos y aclárala bien.
 

Paso 4: Limpia a fondo la sala de estar

9.    Quita todos los cojines de las sillas y el sofá, y limpia con una aspiradora toda la suciedad acumulada debajo de ellos. Si puedes, lava las fundas de los cojines o frótalos suavemente con un paño mojado en una mezcla de bicarbonato de sodio, detergente para platos y un poco de vinagre blanco. 

10.    Aparta el sofá y prepárate para lo que te vas a encontrar. Cuando por fin te hayas recuperado del susto, ponte manos a la obra con la aspiradora y limpia las baldosas o las tablas del borde con un paño humedecido.

Por último, ordena los armarios del hueco de la escalera y cualquier otro sitio donde suelas apiñar cosas. Deja a mano las cosas que uses a menudo, como la aspiradora, la fregona o la tabla de planchar. Si necesitas más espacio para cosas que no uses tan a menudo, como edredones para invitados, libros que no leas o equipación de acampada o deportiva, plantéate alquilar un trastero para sentir mayor comodidad en tu casa.

*Bueno, a lo mejor, el horno, no.
 

Obtén el presupuesto de un trastero cerca de ti

Busca centro por código postal, ciudad o municipio a continuación.
Buscar establecimientos y Obtener presupuesto
Usar mi localización actual

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios se indican con *
 Security code
Todavía no hay comentarios
Complete your quote

¡Ya casi está!

Rellena la solicitud de presupuesto en