5 claves para preparar tu hogar para otoño

La vuelta a la rutina se afronta con más energía e ilusión después de ordenar los objetos y prendas de verano.

Nos encontramos en pleno otoño y en nuestra casa siguen estando las sábanas de verano en las camas, los bañadores en el armario, las toallas de la playa en la cómoda e, incluso, aún tenemos a la vista las cremas solares que tanto hemos usado estos últimos meses. Pero ¿por qué no guardamos en un trastero todos nuestros objetos veraniegos a buen recaudo hasta el año que viene?
A medida que pasan las estaciones, vamos acumulando en el hogar enseres por el conocido sentimiento de ‘por si acaso’: ¿Y si algún día de otoño suben las temperaturas y necesito tener a mano aquella chaqueta fina que usaba las noches de verano? Pero, siendo sinceros, cuando se acaba la temporada veraniega de nada sirve conservar en el armario las bermudas o el vestido playero. Si la situación anterior es un reflejo de tu vida cotidiana, lo que desde OhMyBox! te vamos a contar a continuación te interesa.

  1. Aires de otoño, cambio de textiles. Reviste tu casa para la ocasión. Ha llegado la hora de sacar del trastero las mantas, las colchas y las alfombras para enfrentarnos a la bajada de temperaturas. El espacio que te quedará en tu box de almacenaje lo podrás llenar, por ejemplo, con los objetos de la playa, ya sean los inflables, las toallas o la sombrilla.

  2. Adiós a las prendas de verano, hola al abrigo. Despeja tu armario y guarda en el trastero las camisetas de tirantes, los vestidos, las prendas playeras y las sandalias para la siguiente temporada. De esta manera, te asegurarás de tenerlo todo ordenado y encontrarlo “sano y salvo” el próximo verano.

  3. ¿Dónde está la decoración otoñal? En verano, puede que despejar nuestro hogar nos haga sentir menos el calor, así que cuantas menos cosas en casa mejor. Aun así, lo contrario puede pasar cuando empieza el frío. Los días en los que el tiempo no acompaña, estar en casa con una manta y un libro, acompañado de una decoración cálida, acogedora y otoñal puede ser el mejor plan. Recupera de tu trastero esa lámpara rústica que tenías olvidada, o esos esquís de madera que un día descolgaste de la pared.

  4. Fuera de la vista los ventiladores. Un imprescindible en verano, pero un objeto más ocupando espacio en casa durante el resto del año. Hazte con una caja de almacenaje para guardar las piezas del ventilador desmontado (sí, desmontado ocupa mucho menos) y tendrás disponible esa zona para darle una nueva función.

Siguiendo estos consejos conseguirás que la vuelta a la rutina sea un poco más apetecible y que el frío no te coja en medio del ‘cambio de temporada’. Sé un home organiser con todas las letras y demuéstralo dejando sorprendido a todos tus invitados con el orden y la decoración otoñal para esta futura temporada.