6 cosas que no sabías sobre los trasteros urbanos (parte 2).

El mes pasado te sorprendimos con datos relacionados con la seguridad, el contenido de los trasteros e incluso el uso que le dan los usuarios a los mismos. Hoy te traemos más información que probablemente no supieras relacionada con estos trasteros que están tan de moda.

4: no sólo trasteros: Los servicios que ofrece un trastero urbano como OhMyBox! no se limitan sólo al mero alquiler de los mismos, sino que se extienden a todas las necesidades añadidas a ellos: mudanzas, montaje y desmontaje de muebles, venta de candados, cajas, papel burbuja… e incluso otras menos comunes como recepción de mercancías o correspondencia.

movingout

5: la iluminación proviene del exterior: Por motivos de seguridad, cada trastero no puede disponer interiormente de iluminación propia o enchufes, por lo que la iluminación, que se activa mediante sensores de presencia para mayor eficiencia, proviene del exterior del trastero. Aún así, siempre es adecuada tanto para hacer las mudanzas como para realizar trabajos en el interior si fuera necesario.

6: contraseñas prohibidas: Por motivos de seguridad, hay contraseñas cuyo uso no se permite por ser demasiado sencillas e impedir que alguien quiera acceder aleatoriamente a las instalaciones: “123456” ó “102030” serían ejemplos muy obvios. Tampoco es recomendable poner como contraseña fechas muy definitorias del usuario (como la fecha de nacimiento) y en caso de detectar intentos de acceso anómalos el mismo puede quedar temporalmente desactivado.

candado

Los trasteros urbanos gozan de buena salud pero, a pesar de que parten de un concepto tan simple como disponer de espacio extra, conllevan una gran cantidad de procesos y elementos añadidos que los dotan de complejidad pero a la vez garantizan la comodidad y la seguridad de sus usuarios.