Cinco trucos para que tu mudanza sea más económica

La mayoría de las veces en las que se alquila un trastero, el mismo va asociado a una mudanza que puede ser más o menos grande. Para la mayoría de las personas, la mudanza es una incomodidad por la que hay que pasar pero lo que mucha gente no sabes es que simplificar y economizar el proceso es realmente fácil. Sólo hace falta un mínimo de planificación y anticipación. A continuación te contamos cinco trucos que harán que tu mudanza sea más fácil, rápida y, por lo tanto, económica.

1. Revisa tus pertenencias

Desde el momento en que sepas que te tienes que mudar, revisa todo lo que tendrás que mover de sitio: ¿realmente necesitas todo lo que tienes?. Si haces un recuento de todo lo que guardas en casa, probablemente encontrarás objetos que ya no uses y a los que puedas dar una salida ya sea reciclando, vendiendo, donando o regalando. Piensa que por cada cosa que retires, menos tiempo le dedicarás a tu mudanza y por lo tanto más económica te saldrá, ya que ahorrarás en cajas y en tiempo de traslado.

donations

2. Compra cajas reutilizables

Un error muy común a la hora de preparar una mudanza es comprar la opción más económica de cajas que hay o incluso reutilizar. La primera opción implicará darle un único uso a las cajas, ya que serán de una calidad tan básica que algunas ni siquiera sobrevivirán a la mudanza (comprometiendo además la seguridad de lo que contienen). En el segundo caso existe el riesgo de manchar o de traspasar olores a tus objetos personales. La mejor opción es comprar cajas de gran calidad, las cuales, al quedar en perfecto estado tras la mudanza, se pueden no sólo guardar plegadas sin ocupar mucho espacio esperando a la próxima mudanza sino también ser revendidas para recuperar lo invertido.

cajas

3. Reduce el volumen

Una de las variables que determina el precio de una mudanza es el espacio total que ocupan tus enseres personales. Si empiezas a empaquetar las cosas con tiempo, podrás hacerlo de manera que aproveches mejor el espacio de las cajas y metas más cosas en menos espacio. Hay trucos para aprovechar el volumen interior de las cajas casi por completo; aquí van algunos: utiliza ropa de cama o toallas para rellenar del todo las cajas, aprovecha los huecos que puede haber entre los muebles para rellenarlos con cajas y objetos y desmonta todos los muebles que puedas.

4. Reduce el tiempo de carga y descarga

Otra de las variables que determina el precio de la mudanza es el tiempo que se tarda en realizarla. Una manera muy sencilla de acortar la misma consiste en facilitar la carga y la descarga a los transportistas, disminuyendo considerablemente el tiempo total de la mudanza. Por ejemplo, si en vez de tener las cajas en tu casa las tienes preparadas a pie de calle, o si las colocas tú mismo en tu trastero, podrás acortar el tiempo de tu mudanza hasta en más de un 50%, dependiendo de la distancia del trastero a tu casa.

5. Reduce el tiempo del trayecto

Los tiempos del trayecto de una mudanza parecen difíciles de gestionar y condicionar pero normalmente todos conocemos los horarios de más afluencia de tráfico o de carga y descarga de la zona en la que vivimos. Con algo tan simple como hacer la mudanza “a deshoras” puedes ganar un tiempo muy valioso que te hará, además, ahorrar dinero.

Y tú, ¿te has mudado alguna vez? ¿se te había ocurrido poner en práctica estos consejos tan sencillos?.