Cómo cambiar el armario y mantener tu casa ordenada

Ahora sí podemos decir que ha llegado el verano. ¡Por fin! Con tanto cambio de temperaturas ya no sabes qué ponerte para salir a la calle. Pero ahora ya toca hacer cambio de armario definitivo y recibir la temporada de calor, con todo lo que eso conlleva. Y es que se trata de una tarea tan necesaria como laboriosa y, que si no se hace bien, puede dejar tu ropa y tu casa poco ordenada.
Por eso, encontrar espacio libre en casa para almacenar lo que no vas a usar en unos meses es cada vez más difícil. Y más aún cuando tienes que guardar la ropa de invierno que, al ser más voluminosa, ocupa más sitio. Pero tenemos la solución ideal: alquilar un trastero urbano para guardar las prendas que no se van a usar en un tiempo. Y es que estos espacios han dejado de ser lugares para almacenar trastos y cosas innecesarias, para convertirse en una habitación más de la vivienda.

Trucos para convertir un trastero urbano en un armario.

En primer lugar, elige bien las dimensiones del trastero que quieres alquilar. Ten en cuenta el espacio que necesitas para que, por una parte, quede todo bien guardado y organizado y, además, quede sitio para moverte libremente y con comodidad.

Una vez elegido el tamaño más adecuado, toca pensar cómo almacenarás la ropa. Tienes varias opciones: cajas de cartón fáciles de cargar, apilar y acomodar en cualquier rincón, cajas de plástico transparente para ver con facilidad lo que hay en el interior sin necesidad de abrirlas o bolsas de almacenamiento al vacío pensadas para ahorrar el máximo espacio posible. Todas son muy útiles para guardar ropa, accesorios, edredones o calzado. ¡Elige una o combínalas!

Convierte el trastero en un lugar más de la casa. Si lo amueblas y decoras a tu gusto sentirás que es una habitación más de tu vivienda. Además, al personalizar el espacio podrás aprovecharlo más según tus necesidades y encontrarlo todo más fácilmente. Nuestra recomendación: utiliza algún cuadro o póster que no estés usando en la actualidad darle tu toque a tu trastero urbano.

Ilumina el trastero adecuadamente. Una buena iluminación es fundamental para convertirlo en un lugar práctico y acogedor. Bastará con que añadas unos puntos de luz que den luminosidad al espacio y te ayuden a encontrar la ropa más fácilmente.