Persona escribiendo en cuaderno

Cómo planificar el alquiler de un trastero

El alquiler de un trastero es una idea fantástica cuando tenemos problemas de espacio dentro de casa. No importa el motivo pues son muchas las causas que nos provocan quebraderos de cabeza en este aspecto. Somos consumistas y vamos acumulando cosas poco a poco.

Estamos realizando reformas y necesitamos una habitación para colocar los muebles antiguos. Hemos realizado una mudanza a un piso más pequeño y ahora no nos entra todo.
Empieza el verano y queremos guardar la ropa de invierno y los utensilios de playa que no nos entran dentro de nuestro hogar. O puede que incluso seamos autónomos y necesitamos un lugar físico donde colocar parte del trabajo, sin querer incurrir en el elevado coste de un local.

Sea cual sea la causa planificar el alquiler de un trastero ha de medirse por varios puntos:

• ¿Cuánto espacio se necesita? El principal problema pues mucha gente cae en la trampa de pagar por algo que no está utilizando. La empresa tiene que ofrecerte un lugar a tu medida, con los metros cuadrados adecuados donde puedas adaptarte a tus necesidades. Utilizando estanterías y colgadores en las paredes, ahorrarás mucho para colocar cosas.

• ¿Cuántos días? Pues aquí no hay un plazo fijo. Simplemente lo que se necesite. No hay que dejarse engañar y pagar por un mes cuando se va a utilizar un par de semanas. Seleccionar las alternativas que ofrecen un pago por días y no por períodos más largos.

• ¿Están seguras las cosas? Otro punto que se debe tener en cuenta cuando te planteas planificar el alquiler de un trastero. No hay que dejar las pertenencias en un lugar que no tenga un buen sistema de seguridad, empezando por la puerta y las cerraduras. Esto hay que apoyarlo por la tecnología necesaria para proteger así como personal humano encargado de que todo transcurra con normalidad.

• ¿Se estropean? No tiene porqué si los trasteros cumplen con unos requisitos mínimos de condiciones de higiene y ventilación. Se mantenga seco y fresco a la vez que alejado de cualquier foco de infección, para que las cosas estén en las mejores condiciones posibles.