¿Te mudas? Consejos para una mudanza perfecta

Durante un traslado, un trastero de alquiler puede llegar a ser un gran aliado.
Por norma general, una mudanza suele ser un proceso bastante estresante. Está comprobado que cuando nos toca trasladar todas o gran parte de nuestras pertenencias de un lugar a otro, éstas son siempre más de lo que nos imaginamos al principio. Y lo primero que nos viene a la mente al ver todos nuestros objetos es: ¿por dónde empiezo?
Desde OhMyBox!, queremos que tu mudanza sea un éxito y, por eso, hemos elaborado un decálogo con los siete aspectos que tienes que tener en cuenta, ¡sigue leyendo!

  1. ¿Lo haces tú o contratas a una empresa? Hay a quien le gusta tenerlo todo bajo control y organizar la mudanza por su propia cuenta. Pero si eres de lo que has acumulado un gran volumen de objetos y, además, tienes que transportar muebles, te recomendamos contar con la ayuda de profesionales. Contratar a una empresa de mudanzas te ahorrará tiempo y algún que otro dolor de espalda.

  2. Valora alquilar un trastero. Es bastante común que tu futuro alojamiento no esté todavía disponible – las obras o reformas suelen ser el motivo – o que sea más pequeño que tu vivienda actual. ¿Qué hacer entonces? Ante este tipo de situaciones conviene que estés preparado y alquilar un trastero en el centro de la ciudad puede ser la solución.

  3. La previsión y el orden está en las cajas. Tanto si aprovechas los servicios de empresas especializadas en mudanzas como si no, organizar tus pertenencias y ordenarlas en cajas es esencial. Sé previsor y empieza a guardar tus objetos con un mínimo de dos semanas de antelación. ¿Para qué? Para que el último día no se te haga cuesta arriba ver todo lo que queda por empaquetar. Empieza poco a poco almacenando todo lo que no usas a diario (libros, álbumes de fotos, alfombras, objetos de decoración etc.), pon etiquetas en las cajas para saber qué has guardado dentro y utiliza papel de burbujas para lo más delicado.

  4. ¿Qué pasa con los muebles? Ten en cuenta que los objetos voluminosos necesitan un trato especial. Es fácil perder algún tornillo o dañar alguna de sus partes cuando se desmontan. Por eso, te aconsejamos hazte con cajas grandes para guardar y ordenar las piezas.

  5. Aprovecha bien el espacio de tu box de almacenaje. Ordenar bien tu trastero te permitirá poder guardar más cosas. Para eso, primero introduce las cajas y los objetos más altos y voluminosos. Después, los paquetes más pesados y sitúa los embalajes más ligeros en primera fila. Así quedará un mínimo de espacio libre para ir llenándolo con objetos sueltos u otras pertenencias. Para asegurar la estabilidad de las cajas, fíjalas con cuerdas y comprueba que estén bien apiladas. Un consejo: tómate la organización del espacio de tu trastero como si jugaras al famoso juego del Tetris.

  6. Tu vestimenta también influye. Ponte ropa cómoda y holgada que te permita libertad de movimiento y, sobre todo, no cargues cosas muy pesadas. Es mejor que hagas más viajes pero con menos peso… ¡tu espalda te lo agradecerá!

  7. Pronto verás la luz al final de… la mudanza. Cuando hayamos completado los pasos anteriores es momento de organizar el nuevo espacio. Una vez estemos instalados en el nuevo hogar, es aconsejable empezar por colocar las cosas de la cocina y el baño. Posteriormente, amueblar las habitaciones y terminar por el comedor, que es, normalmente, donde hay más objetos que colocar.

Es posible que cuando el duro periodo de la mudanza haya terminado, te des cuenta de que a partir de ahora no puedes vivir sin tu trastero. Y es que, guardar los bienes que usamos con menos frecuencia fuera de casa permite vivir en un espacio más acoger y ordenado. Almacena tus bienes más preciados en un box sabiendo que puedes acceder a ellos siempre que las necesites.