Dónde guardar los objetos personales durante las vacaciones de verano

Durante el verano, muchos jóvenes que estudian fuera de su comunidad aprovechan esta temporada para volver a sus casas y así pasar más tiempo con los suyos y ahorrarse los gastos del alquiler durante este periodo.
Y es que el 14% de los alumnos universitarios estudia fuera de su comunidad, sobre todo en Madrid y en Barcelona, según un estudio de la Fundación BBVA elaborado con datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional. Y el caso de los másteres, la cifra de estudiantes en esta situación es incluso superior, un 26%.
¿Y qué ocurre con las viviendas de estos estudiantes cuando llega el verano? En la mayoría de los casos, dejan sus residencias o pisos de alquiler para volver a casa y retornar después del verano para empezar el nuevo curso. Por lo que, además de hacer las maletas, una de las preocupaciones más comunes antes de irse es pensar en dónde guardar a buen recaudo los enseres que no se van a llevar y que no pueden dejar en el inmueble.
Una tendencia cada vez más en alza para dar solución a esta situación y guardar las pertenencias de forma segura es alquilar un trastero urbano. Es una muy buena alternativa para reducir costes de alquiler durante los meses de verano y evitar desplazamientos o cargar con bultos innecesarios.
Y es que, el alquiler de uno de estos espacios es mucho más económico que el de una habitación o un piso. En el caso de OhMyBox!, nuestros espacios se encuentran situados en pleno centro de la ciudad por lo que son más accesibles y están más próximos a las residencias y viviendas de los estudiantes. Además, están vigilados las 24 horas los 365 días del año por cámaras de videovigilancia para poder ofrecer la máxima seguridad posible.
En las instalaciones de OhMyBox!, cada trastero tiene una clave de acceso PIN privada, de modo que solo el cliente sabe el código de entrada. Asimismo, el tiempo durante el que se va a alquilar un trastero es totalmente flexible, por lo que el usuario puede usarlo únicamente para el periodo de vacaciones o prolongarlo en caso de necesidad.
Aunque los trasteros pueden alquilarse por el tiempo que cada usuario demande, es posible que al finalizar las vacaciones surja la necesidad de usar el espacio alquilado para guardar las maletas y los objetos que no se vayan a usar en un largo periodo de tiempo. Nunca viene mal tener una habitación extra para contar con más espacio en el lugar de residencia.