Personas con cajas de almacenaje

Echar, desechar o guardar

Hoy en día muchas personas tienen problemas para almacenar todas las pertenencias que tienen en un mismo lugar. Ya sea por la falta de tiempo o por que los espacios cada vez son más pequeños, la mayoría de personas que vive en grandes ciudades se enfrenta al mismo reto: la acumulación excesiva de pertenencias y la consiguiente escasez de espacio.

Es por esta razón que los servicios para alquilar trasteros en la gran mayoría de ciudades españolas ha aumentado considerablemente en los últimos años, pues estas necesidades de espacio son cada vez más apremiantes, y las áreas comunes de almacenamiento son cada vez menos frecuentes en los pisos nuevos.

Si estás pensando en alquilar un trastero, lo mejor es que tomes en cuenta algunas recomendaciones para decidir qué cosas de todos tus trastes deben tirarse, cuáles deben almacenarse y cuáles sólo deberían ser reacomodadas en algún lugar dentro de su piso.

Lo que debemos desechar:

  • Pertenencias que no hayamos usado durante más de un año.

  • Elementos o complementos de deportes que alguna vez practicáramos pero que ya no.

  • Si tenemos hijos podemos donar las cosas que ya no utilicemos de cuando eran más pequeños.

  • Ropa de temporadas anteriores que lleve guardada más de un año (aunque a muchos les da temor tirar cosas que luego puedan volver a ponerse de moda, lo cierto es que prendas que no hemos utilizado durante dos veranos seguidos muy probablemente no vuelvan a ser utilizadas nuevamente).

  • Trastes rotos o inservibles que sabemos nunca vamos a arreglar.



Lo que debemos guardar:

  • Objetos con algún valor sentimental.

  • Pertenencias que aunque no usemos todo el año sí que utilizamos en momentos determinados (por ejemplo el equipamiento para esquiar).

  • Documentos o papeles importantes, aunque a veces es recomendable guardarlos en cajas o compartimentos aparte para que no se deterioren al estar almacenados junto con trastes y objetos.


Hay que tener en cuenta que lo espacios de los trasteros también son limitados, así que es necesario hacer una criba muy bien hecha al momento de decidirnos a mover nuestras pertenencias a un trastero de alquiler.