Organiza tu trastero siguiendo el “método de las 5S” (parte 2)

El mes pasado te introdujimos al método japonés de las “5S” y te explicamos cómo aplicar las 2 primeras etapas (clasificación (seiri) y organización (seiton)) a la gestión de tu trastero. Ahora te explicaremos las 3 últimas para que tengas el trastero perfectamente organizado, sin malgastar ni un solo centímetro cuadrado ni utilizar más espacio del que necesitas.

- Paso 3: limpieza (“seiso”): Cuando ya hayas despejado (seiri) y ordenado (seiton) tus pertenencias, te resultará mucho más fácil efectuar este tercer paso, el de la limpieza. El objetivo es, aparte de mantener todo perfectamente limpio, que no haya focos de suciedad que puedan volver a aparecer. Para esto es muy importante respetar las normas de seguridad y limpieza de OhMyBox!, según las cuales no se pueden guardar productos perecederos (tales como comida), ya que pueden atraer plagas del exterior, con los inconvenientes que eso supondría. Además, aprovecha para guardar todo de la manera más aislada y aséptica posible; en nuestras oficinas podrás encontrar desde bolsas para ropa hasta fundas para sofá. Una vez tengas tu trastero perfectamente limpio, deberás volver a dejar todo en su lugar correspondiente siguiendo los puntos anteriores, también de manera que facilite la limpieza futura de tu trastero.



- Paso 4: estandarización (“seiketsu”): El objetivo de esta etapa es crear los estándares que permitan mantener el orden y la limpieza conseguidos en los pasos previos. Este paso es todavía más sencillo aplicado a tu trastero y podrás conseguirlo siguiendo estos sencillos procedimientos:

- Cada vez que generes suciedad en el trastero (con el calzado al entrar y salir, por ejemplo), límpialo en el momento y no lo dejes para más adelante.
- Identifica de manera visual zonas que requieran de algún recordatorio especial, como por ejemplo, una zona en la que ya no se puedan apilar más cajas por cuestión de peso o de incomodidad al moverlas.
- Cada vez que necesites sacar algo de alguna caja o de alguna zona del trastero, vuelve a dejarlo todo tal y como estaba. Es muy fácil echar a perder todo el trabajo logrado procrastinando pequeñas tareas. Además, siempre resultará más cómodo hacer una pequeña cosa cada vez que vayas al trastero que no todas las acumuladas en un año.

organizando

- Paso 5: mantenimiento de la disciplina (“shitsuke”): En esta etapa hay que intentar comprobar el seguimiento del sistema y elaborar acciones de mejora puntuales. Siendo esto aplicado a un trastero el esfuerzo se reduce al mínimo y con chequear siempre que está todo ordenado, clasificado e identificado de acuerdo al sistema que nosotros mismos hemos creado y manteniendo el sistema utilizado cada vez que hagamos uso del trastero será suficiente, además de revisar las pertenencias guardadas puntualmente para, por ejemplo, retirar objetos guardados por diferentes motivos (ventas, donaciones) o guardar más cosas cuando surja la necesidad.

Está demostrado que rodearnos de orden y comodidad nos simplifica la vida y nos la hace más cómoda. Las tendencias actuales invitan a aplicar estas teorías del orden al hogar o al puesto de trabajo pero desde OhMyBox! te invitamos a extenderlo también a tu trastero, que sabemos que es una prolongación de tu hogar o incluso de tu trabajo.