Trasteros de alquiler verdes

Qué no debería guardar en un trastero

La gente cree que un trastero de alquiler es un espacio a donde pueden ir a parar todos los residuos – incluso los tóxicos – de su hogar, pero nada más alejado de la realidad.

Los trasteros son una solución de espacio adicional que podemos tener en nuestra propia casa o alquilar a través de una empresa especializada en ofrecer servicios de self –storage.

Las ventajas de hacerlo a través de una empresa de alquiler de guardamuebles especializada es que ellos cuentan con las condiciones necesarias para que sus pertenencias no sufran daños, además de tener medidas de seguridad específicas que le garantizarán a sus clientes la seguridad de sus pertenencias.

La gente se pregunta usualmente qué guardar en un guardamuebles, sin embargo ¿se preguntarán que NO deben guardar en ellos?

Para haceros la vida más fácil, a continuación os presentamos las principales cosas que NO debemos guardar en un trastero de alquiler:

  1. Elementos explosivos: No es conveniente almacenar objetos inflamables ni que puedan generar algún susto, pues es probable que puedan ocasionarnos una tragedia a nosotros y a nuestros vecinos. Los químicos tampoco son una buena opción para almacenar, pues requieren de un cuidado especial y son objetos que representan un riesgo.

  2. Plantas: Aunque algunas empresas de alquiler de trasteros son bastante flexibles en cuanto a los elementos para almacenar, las plantas son generalmente uno de los artículos prohibidos.

  3. Mascotas: Puede sonar descabellado, pero muchas personas creen que guardar una mascota en un trastero aunque sea por unas horas es una buena idea, por favor no lo hagáis, no sólo por temas de higiene, también es un tema de humanidad.


Un trastero de alquiler es como una comunidad, en donde nuestras pertenencias están almacenadas en espacios que colindan con bodegas y espacios alquilados por otras personas, por eso la idea es que guardemos elementos que no representen un potencial riesgo para los demás.

No olvidéis consultar con vuestra empresa de alquiler las condiciones específicas de la prestación del servicio, esto os ayudará a definir mejor qué guardar en un trastero – y qué no-.