Cómo mantener el trastero ordenado: 4 consejos de oro

Tener un trastero desordenado es como no tener un trastero. Porque si de lo que se trata es de arrinconar o apilar cosas, seguro que con un poco de esfuerzo te cabe otra capa de trastos en casa, ¿no te parece? Al fin y al cabo, la idea es poder guardar tus bienes, pero también poder encontrarlos y sacarlos con facilidad, ¿no?

La gran ventaja de un trastero (y en particular de nuestros trasteros urbanos en Barcelona) es disponer de un espacio extra, próximo, seguro y accesible en cualquier momento. Para que cumpla su función y merezca la pena debe mantenerse mínimamente ordenado. ¿Quieres sugerencias?

1. Antes de meter nada…
La clave para tener un trastero ordenado es tener una cabeza ordenada. Contrariamente a lo que alguna gente parece creer, los trasteros no son vórtices del continuum espacio-tiempo que dan acceso a otra dimensión; son espacios finitos con una capacidad concreta.

Así que, si ya tienes dentro tu colección de molinillos de viento de época, los “muebles” de cuando eras estudiante, la ropa de invierno de toda la familia, la jaula del loro de tu cuñado que falleció el año pasado (el loro, no el cuñado) y la tabla de surf de tu otro cuñado, a lo mejor el quad no te cabe.

2. Coloca estanterías
Las clásicas estanterías metálicas de almacén son ideales para mantener tu trastero bajo control. Modulables y con un montaje ridículamente sencillo, permiten aprovechar muy bien las posibilidades de almacenamiento en vertical.

Es recomendable dejar alturas variables entre las estanterías para que cualquier objeto pueda encontrar su lugar (recuerda la vieja regla de oro del almacenaje: lo más pesado y voluminoso, abajo).

3. Di no al “sistema matrioska”
Meter un paquete dentro de una bolsita que va metida a su vez en otra caja, y ésta en un cajón que tienes dentro de otra bolsa mayor es una excelente forma de perder el tiempo abriendo bolsas, cajones, cajas, bolsitas y paquetes.

La razón de ser de las gavetas con ruedas, los cajones transparentes y los contenedores de acceso lateral es precisamente hacer más eficientes las soluciones de almacenaje; algo fundamental si quieres dar a tu trastero un uso profesional.

4. Etiquétalo todo
Las etiquetas no son solo para tus cuentas de Instagram y Facebook; tal vez te sorprenda si eres de la generación millennial, pero las etiquetas se inventaron para identificar el contenido de un contenedor (una caja de cartón, sin ir más lejos) sin tener que abrirlo para verlo.

Y además no hace falta que le pongas la almohadilla delante.